Reto de Prosperidad – Día 86

Activando intensivamente la Prosperidad en mi vida

86

Lectura y actividad: Experimenta la prosperidad

Día 86
EL VUELO DEL HALCÓN


Un rey recibió como obsequio, dos pequeños halcones, y los entregó al maestro de cetrería, para que los entrenara. Pasados unos meses, el maestro le informó al rey que uno de los halcones estaba perfectamente, pero que al otro no sabía qué le sucedía: no se había movido de la rama donde lo dejó desde el día que llegó.
El rey mandó llamar a curanderos y sanadores para que vieran al halcón, pero nadie pudo hacer volar el ave. Encargó, entonces, la misión a miembros de la corte, pero nada sucedió. Al día siguiente, por la ventana, el monarca pudo observar, que el ave aún continuaba inmóvil.
Entonces, decidió comunicar a su pueblo que ofrecería una recompensa a la persona que hiciera volar al halcón. A la mañana siguiente, vio al halcón volando ágilmente por los jardines. El rey le dijo a su corte, ―Traedme al autor de ese milagro‖. Su corte rápidamente le presentó a un campesino.
El rey le preguntó:
– ¿Tú hiciste volar al halcón? ¿Cómo lo hiciste? ¿Eres mago?
Intimidado el campesino le dijo al rey:
– Fue fácil mi rey. Sólo corte la rama, y el halcón voló. Se dio cuenta que tenía alas y se fue a volar.
¿A qué estás agarrado que te impide volar? ¿De qué no te puedes soltar?
Vivimos dentro de una zona de comodidad donde nos movemos, y creemos que eso es lo único que existe. Dentro de esa zona está todo lo que sabemos, y todo lo que creemos. Convivimos con nuestros valores, nuestros miedos y nuestras limitaciones. En esa zona reina nuestro pasado y nuestra historia.
Todo lo conocido, cotidiano y fácil… Tenemos sueños, queremos resultados, buscamos oportunidades, pero no siempre estamos dispuestos a correr riesgos. No siempre estamos dispuestos a transitar caminos difíciles.
Deja de aferrarte a tu propia rama y corre el riesgo de volar más alto y quizás en tu vida como en la mía, podamos descubrir que las palabras del apóstol Pablo hoy más que nunca están vigentes:
―Ningún ojo ha visto, ningún oído ha escuchado, ninguna mente humana ha concebido lo que Dios ha preparado para quienes lo aman‖.
Dios nos ha dado alas para volar alto, tan alto como los halcones y para descubrir que sus pensamientos al igual que sus caminos, son más altos que los nuestros.
Atrévete a volar…

La Acción del Día:
v Lee tu Plan de Negocio para la Prosperidad y las once cosas de tu lista de agradecimientos.
v Toma un momento para pararte firmemente con un brazo alzado hacia el cielo, el puño firme como si te estuvieras agarrando de la mano de Dios. Ahora, ya sea verbal o mentalmente repite “Con Dios por Testigo declaro: hoy SOY poderoso, hoy SOY valiente, hoy SOY fuerte, hoy ESTOY libre de miedos, hoy TRIUNFO en todo lo que hago, hoy PROSPERO y VIVO cada momento de este día abrazando mi verdadera naturaleza, SIENDO la persona que estoy destinada a ser. ESTA ES MI VERDAD.”
Lleva siempre en tu bolsa o cartera la tarjeta que escribiste con estas líneas para que la puedas leer cuando sientas dudas o cuando tengas miedo. Y como antes, cada vez que repitas esta afirmación, repite las palabras con la mayor emoción y sentimiento posible, dedicándole cuando menos un minuto a imaginar cada aspecto de tu vida como lo quieres.
v Coloca tu cuota de dinero del día de hoy en tu contenedor y lee la afirmación que está en el contenedor tres veces. Espera recibir algo en regreso.
v Bendice a todos los que están a tu alrededor, incluyendo a los otros participantes en este experimento. Imagina como aquellos a quienes bendices prosperan y se rodean del bien. Entonces bendícete a ti mismo e imagina lo mismo. Puedes continuar bendiciendo a la persona o personas en tu lista de bendiciones.
v Lee todas las bendiciones que llegan por correo electrónicos. Tus bendiciones están haciendo una diferencia. El leer las respuestas te dará la oportunidad de verlo por ti mismo.

El Pensamiento del Día:
Si quieres prosperidad, crees que te la mereces y esperas que llegue porque lo deseas, no hay contradicción en tu pensamiento y la prosperidad fluirá. Presta atención a cómo te sientes cuando emites pensamientos a fin de evitar los contradictorios, y a medida que eliminas este tipo de pensamientos respecto a cualquier cosa que desees, eso que esperas llegará.
Abraham, por medio de Esther Hicks

La Afirmación del Día:
―Utilizo mis tesoros interiores – dicha, paz, amor y sabiduría – y sólo
encuentro cosas buenas.

 

  • Reto de prosperidad

Para mujeres:

Abrazando mi feminidad, mi fuerza de ser Mujer para alcanzar el éxito.

21 afirmaciones

Yo soy una mujer poderosa. (Repito 3 veces)

Hoy estoy abierta a recibir prosperidad y dinero en mi vida. (Repito 3 veces)

Mi dinero fluye en mí ininterrumpidamente y lo uso sabiamente. (Repito 3 veces)

Yo soy ……(tu nombre) La mujer poderosa.  (Repito 3 veces)

Yo puedo conseguir lo que desee. (Repito 3 veces)

El éxito que tengo me trae riquezas y dinero a mi vida.  (Repito 3 veces)

Yo entiendo el poder de mi feminidad.  (Repito 3 veces)

Ser una mujer exitosa es muy fácil. (Repito 3 veces)

Yo tengo éxito en todo lo que emprendo siempre.  (Repito 3 veces)

Este mundo es un lugar de abundancia para mi vida.  (Repito 3 veces)

Gano dinero haciendo lo que me gusta.  (Repito 3 veces)

Yo soy merecedora de éxito y dinero en cantidad. (Repito 3 veces)

Yo amo ser una mujer exitosa.  (Repito 3 veces)

Yo sé como cumplir mis sueños. (Repito 3 veces)

Hoy pienso en prosperidad y se hace real en mi vida. (Repito 3 veces)

Yo estoy abierta a recibir prosperidad. (Repito 3 veces)

Yo atraigo fuerza de mi feminidad.(Repito 3 veces)

Yo entiendo el poder de mi feminidad. (Repito 3 veces)

Las mujeres me ven como un modelo a seguir. (Repito 3 veces)

El dinero y el éxito me aportan cosas positivas en mi vida. (Repito 3 veces)

Yo soy toda una mujer exitosa. (Repito 3 veces)

Para hombres:

21 afirmaciones

Yo soy un hombre poderoso. (Repito 3 veces)

Hoy estoy abierto a recibir prosperidad y dinero en mi vida. (Repito 3 veces)

Mi dinero fluye en mí ininterrumpidamente y lo uso sabiamente. (Repito 3 veces)

Yo soy ……(tu nombre) El hombre poderoso.  (Repito 3 veces)

Yo puedo conseguir lo que desee. (Repito 3 veces)

El éxito que tengo me trae riquezas y dinero a mi vida.  (Repito 3 veces)

Yo entiendo el poder de la masculinidad y feminidad.  (Repito 3 veces)

Ser un hombre exitoso es muy fácil. (Repito 3 veces)

Yo tengo éxito en todo lo que emprendo siempre.  (Repito 3 veces)

Este mundo es un lugar de abundancia para mi vida.  (Repito 3 veces)

Gano dinero haciendo lo que me gusta.  (Repito 3 veces)

Yo soy merecedor de éxito y dinero en cantidad. (Repito 3 veces)

Yo amo ser un hombre exitoso.  (Repito 3 veces)

Yo sé como cumplir mis sueños. (Repito 3 veces)

Hoy pienso en prosperidad y se hace real en mi vida. (Repito 3 veces)

Yo estoy abierto a recibir prosperidad. (Repito 3 veces)

Yo atraigo fuerza de lo masculino y lo femenino de la vida. (Repito 3 veces)

Yo entiendo el poder de la masculinidad y la feminidad. (Repito 3 veces)

Los hombres me ven como un modelo a seguir. (Repito 3 veces)

El dinero y el éxito me aportan cosas positivas en mi vida. (Repito 3 veces)

Yo soy todo un hombre exitoso. (Repito 3 veces)

 

  • Decir Decreto de Merecimiento : durante 90 días
  • Decir Oración Ho’oponopono: durante 90 días
  • Escribe tu  Agradecimiento diario de las cosas que ya están en tu vida
  • Mensaje diario personal de agradecimiento: manda un mensaje o habla con alguien personalmente y agradécele algo que te haya dado o aporte a tu vida.
  • Reto de meditación
  • Contar dinero todas las noches: no importa la cantidad que tengas, cuenta y observa lo bellos que son los billetes, las monedas, las imágenes en ellos y los detalles
  • Pega en algún lugar visible tu Mapa para visualizar tus deseos: todos los días cierra los ojos e imagina en presente que ya está sucediendo.

M. en C. Claudia Salinas D.

Psicoterapia

http://www.alimine.com.mx/

Agregue un comentario